Montevideo experimenta una semana de tiempo muy inestable con lluvia frecuente | MARIANA SUAREZ/AFP/METSUL METEOROLOGÍA

Los “hermanos” del Sur, en Uruguay, enfrentan varios días seguidos de lluvia, en algunos puntos del Sur y del Suroeste del país con grandes volúmenes. Montevideo, por ejemplo, fue una de las ciudades afectadas por intensas precipitaciones con inundaciones esta semana. No solo la lluvia, el país también sufrió tormentas.

La secuencia de días muy inestables fue correctamente pronosticada por los servicios de pronóstico del tiempo. MetSul publicó informes sobre Argentina y Uruguay, mientras que el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) emitió dos avisos a la población sobre los riesgos de lluvias copiosas y tormentas, además de una gran cantidad de avisos de corto plazo.

Pero ¿cuando deja de llover en Uruguay? No tan temprano. Montevideo es una realidad particular, el interior tiene otra. Esto se debe a que la masa de aire caliente, húmeda y muy inestable permanecerá sobre Uruguay en los próximos días, provocando más precipitaciones sobre el territorio uruguayo.

La capital, Montevideo, es un caso aparte. Ciudades más al Sur del país tendrán en los próximos días predominio de tiempo con sol, nubes y períodos de mayor nubosidad. Sin embargo, en la mayor parte del interior uruguayo, la lluvia persiste.

La inestabilidad se desplazará hacia el Norte, en dirección al Sur de Brasil, lo que hará que la lluvia pare en Montevideo, pero continúe en la mayoría de los departamentos del interior. Lloverá durante muchos días seguidos en departamentos que hasta este momento no habían registrado lluvia y estaban solo con sol y mucho calor, específicamente en el Norte y parte del Este, como Cerro Largo, Rivera y Artigas.

De hecho, la lluvia puede ser fuerte y con altos volúmenes más al Norte de Uruguay este viernes (15) y sábado (16). En Montevideo, aunque es probable lluvia aislada y pasajera antes, se entiende que la mayor probabilidad de que vuelva a llover es entre los días 19 y 20 con la llegada de un frente frío que precederá al ingreso de aire más seco y frío con marcado descenso de temperatura y una secuencia de días soleados.